NUEVO VIDEO!

Ministerio lleva alegría a niños refugiados de Siria e Irak (Video)

/
0 Comments
En medio de la crisis provocada por el levantamiento armado en Irak, un ministerio cristiano lleva alegría a los pequeños a través del fútbol.



Este juego es parte de un campamento de fútbol de tres días, para niños refugiados de Siria e Irak. Casi doscientos jóvenes de 7 a 18 años, formaron parte de la actividad. Muchos de ellos huyeron de los enfrentamientos en Siria. Algunos han perdido familiares en los últimos tres años de guerra civil.

No es la Copa Mundial, pero para estos refugiados sirios e iraquíes, este torneo es todavía más importante.

Bobby Parks, fundador del ministerio "Más que un juego", fue el anfitrión del campamento futbolístico.

“'Más que un juego' es la herramienta maravillosa del fútbol. Es un idioma universal. Lo usamos para alcanzar a los refugiados, en Oklahoma, en Estados Unidos y alrededor del mundo”.

Parks encuentra que la mayoría del mundo habla el idioma del fútbol.

“Podríamos estar en los montes de Nepal o aquí en el Medio Oriente. Es increíble cuán fácilmente un balón de fútbol puede unir personas. Usamos el fútbol como una puerta abierta, para establecer relaciones. Nos unimos todos alrededor de la pasión por el juego.”

"Más que un juego" realizó el trabajo duro, pero la organización "Compasión Mundial" le brindó una mano. Jason Law dice que la crisis iraquí provee una oportunidad para la cooperación.

“Creo que cuando el Cuerpo de Cristo trabaja en unidad, manda un mensaje de que se puede hacer más, de forma práctica. Dos son mejores que uno. No soy bueno en organizar un campamento futbolístico, pero Bobby Parks, 'Más que un juego', ellos sí y les puedo ayudar”.

El trabajo en equipo hizo posible el campamento. Los niños disfrutaron los resultados, como lo hizo Wadell, de doce años, un refugiado de las batallas en Siria.

“He vivido en Kurdistán como refugiado desde hace año y medio aproximadamente. Estos han sido los tres días más alegres de mi vida como refugiado.”

“Vinimos desde Siria y es increíble cuánto nos han cuidado los entrenadores americanos”, dijo otro niño futbolista.

El torneo puso a competir diversos equipos, desde los más pequeños a los más grandes. El juego no siempre fue el mejor pero, le pusieron todo su empeño. Cuando acabó el partido, realmente parecía como su Copa Mundial.




Fuente: MundoCristiano.tv


Tal vez tambien te interese: