NUEVO VIDEO!

Los evangelistas realizaron su labor con mucha emoción, hablando del amor de Dios, orando por las personas y distribuyendo literatura cristiana.




Más de 120 mil cristianos recorrieron las calles y plazas de la Ciudad de México, para compartir el Evangelio a miles de personas, en una campaña denominada “1 Millón para Jesús”. Este evento extraordinario, que movilizó a más 120 mil evangelistas de México y del mundo, permitió que miles de personas escucharan el mensaje de salvación y recibieran a Cristo en sus vidas.

El “ejército de guerreros”, tuvo un arduo trabajo en las calles durante dos días que duró el evento. La Palabra de Dios se dio a conocer a miles de personas, llegando a distribuirse más de un millón de ejemplares del Evangelio de Juan y más de 5 millones de folletos y tratados evangelísticos.

Los evangelistas realizaron su labor con mucha emoción, hablando del amor de Dios, orando por las personas y distribuyendo literatura cristiana. También llevaron tarjetas para anotar los datos de las personas que eran evangelizadas para luego visitarlas y darles seguimiento y consolidar su fe en Jesús.

Después de culminar la jornada de evangelismo de amor y salvación, se reunieron todos en el Estadio Azteca, donde juntos alabaron a Jesús.

Durante ocho horas, este ejército armado solamente con la Biblia y su voz, recorrieron calles, avenidas y sitios emblemáticos de la ciudad. La voz de la esperanza resonó en los corazones de muchos, aún entrada la noche.

Atraer a un millón de almas a los pies de Jesús es solo el inicio de un gran compromiso que adquiere la Iglesia evangélica de México, ya que ahora será necesario un arduo trabajo de consolidación.

“Hemos clamado, orado, ayunado. Hemos tenido noches de adoración e intercesión para que la cosecha se mantenga y ese millón de almas baje a las aguas del bautismo y después que se multipliquen al ciento por uno”, dijo Arvi Cruz, organizador de “1 Millón para Jesús”.

Con información de noticiacristiana.com
Y las cosas se salen de control...

Un incómodo momento se vivió en el set del programa El Interruptor, de Vía X, luego de que el pastor Javier Soto realizara un polémico gesto en contra de la comunidad gay.


El fundador de la iglesia satánica en Texas, se arrepintió de sus pecados y entregó su vida a Cristo junto a su esposa, dejando atrás una vida sumida en la oscuridad y el ocultismo.





"No importa cuán lejos de Dios creas que estas, siempre hay un camino a casa", dijo Jacob McKelvy, el fundador de la Iglesia Mayor de Lucifer en Texas, habló estas palabras después de que él y su esposa renunciaran a sus vínculos con Satanás y se convirtieron a Cristo y nacieron de nuevo.

"Estuvimos cubiertos en la oscuridad y atados uno al otro en pacto Luciferino", dijo McKelvy durante un servicio en la Primera Iglesia de Spring en Houston.

"Estuvimos sumergidos en las sombras de la influencia adversaria y no conocíamos el amor fuera de los demás, hoy reprendo, denuncio y rompo el pacto satánico con la sangre de Jesús", dijo el ex satanista, minutos antes de que su esposa y él fueran bautizados.

En una entrevista con CBN News, McKelvy compartió cómo se involucró con el satanismo. Dijo que se refugió en el culto al diablo después que su hermana murió de una mordedura de serpiente.



La historia de McKelvy es uno de gracia, amor y liberación. Cuando el 30 de octubre de 2015, la Iglesia Mayor de Lucifer abrió sus puertas al público, algunos cristianos de la zona protestaron en contra de la iglesia, pero el pastor Robert Hogan de la Primera Iglesia de Spring, alentó a su iglesia a orar en lugar de protestar.

"No voy a estar allí vigilando", dijo Hogan a su iglesia desde el púlpito. "Y te puedo decir algo no debes ir ahí abajo a vigilar, si usted quiere vigilar algo, hágalo sobre sus rodillas”.

El pastor dijo que tiene la esperanza de que el bien salga de una situación negativa. "Sólo creo que Dios puede propiciar un avivamiento en esa iglesia", dijo.

En agosto de 2016, McKelvy llegó a la Primera Iglesia de Spring y pidió reunirse con el pastor Hogan. Fue una reunión que duró cuatro horas, después de la cual entregó su vida a Jesús, abandonando el mal y acercándose a Dios para ser restaurado.

Ahora, McKelvy habla en las iglesias para ;testificar del poder de la oración y el amor de Dios y espera que su historia sea de inspiración a otras personas atrapadas en el ocultismo, para que decidan buscar a Dios para vivir una vida plena en Cristo.

fuente: acontecercristiano.net
Mario Baracus – Mr. T- la estrella de la famosa serie de los 80, Los magníficos, ha descrito cómo su lucha contra el cáncer sólo hizo que su fe cristiana fuera más fuerte.





Hablando a Fox News antes de su aparición en la temporada 24 de “Dancing with the Stars”, el icónico actor admitió que su fe cristiana fue probada como la figura bíblica sufriente, Job, durante su batalla con el cáncer de linfoma Tcell en 1995.

Él logró recuperarse de la experiencia después de haber sido sanado con una fe más fuerte. Él también compartió que la experiencia lo ha ayudado a sus visitas caritativas a los hospitales porque él también ha sufrido de mala salud como los pacientes con los que se reúne.

“Mi fe fue probada como Job. Ese es el mensaje que trato de decir a otras personas, solo porque crees en Dios, sirves a Dios, alimentas a los hambrientos, vistes a los desnudos, no significa que las cosas no vayan a pasarte, la gente tiene que darse cuenta … Yo creía en Dios cuando el cáncer vino a mí.

Ahora cuando hablo, hablo con autoridad porque he estado allí”, explicó Mario Baracus.

El actor, que también fue memorable en “Rocky III”, planea donar el dinero que obtiene de actuar en “DWTS” al St. Jude Children’s Research Hospital and Shriners Hospitals for Children.

“Mario Baracus estuvo en quimioterapia, con radiación, el pelo se le cayó … pero él está de vuelta Ahora puedo dar esperanza cuando vaya al hospital, ver a los niños enfermos con cáncer, decirles no desistas”, dijo, agregando que era importante “permanecer humildes” y “servir a Dios”.

Mario Baracus le dijo a Fox que, aunque tiene riquezas, era responsable ante Dios y que era importante preocuparse por los menos afortunados. Una de las cosas que hace regularmente es proporcionar comida a los desamparados. Dice que no lo hace porque quiere la atención de los medios, sino porque su madre le dijo una vez que incluso si nadie más sabe acerca de tus buenas acciones “Dios lo sabe”. “Lo hago por su gloria”, dijo el actor.

“Yo respondo sólo a Dios: Tengo tanto oro … Rolls Royce [pero] no olvidé a Dios. Cada día oro”, dijo Mario Baracus a Fox News.

No es la primera vez que el actor de 64 años ha hablado públicamente de su fe cristiana. Anteriormente compartía que no le bastaba decir que era cristiano, que tenía que actuar como uno también.

“Como cristiano perdonas y alimentas a los hambrientos, y viste a los desnudos, y viste a los enfermos, y consuelas a los solitarios. Si soy un verdadero seguidor de mi Señor y Salvador Jesucristo, tengo que hacer las cosas que él hace, no se puede decir, “creo en Jesús” y luego no perdonar a alguien o guardar rencor contra alguien”, dijo.


fuente: cristianosaldia.net